31/05/2005

SNOB

Uno por un lado gustaba de leer mitología griega clásica, el mito preferido, el de la Medusa, una de las tres hermanas denominadas como las Gorgónas, monstruos marinos femeninos y terribles, solo que Medusa fue la unica que poseía la desventaja de ser mortal, de tres una, curioso. Cuando Perseo cortó la cabeza del monstruo con el ardid ya por todos conocidos y una vez retirado de la peligrosa guarida, de la cabeza muerta nacieron dos monstruos, uno que no recuerdo y el otro fue Pegazo, el caballo alado que para mi significa el amor. El amor, jamás se lo hubiese imaginado, y probablemente era por ser chileno, por ser criado en esa esfera nerudiana de amor tan nuestra, tan provinciana y evidente, un Pegazo, ni en millones de años luz lo hubiese pensado.Las diferencias eran notorias y uno siempre las sacaba a colación por cualquier pretexto, el chileno notaba los vacíos de su cultura, por ejemplo citaba clásicos españoles, que manejaba con propiedad, con manejo bibliográfico perfecto, "oh cervatilla, blanca cervatilla, cervatilla blanca", y los góngora y quevedo y los garcilazo de la vega, pura costumbre de colegio fiscal y profesor canoso de castellano, lo sabía y lo odiaba, pero son vicios que ni la universidad ni los post grados pueden curar, concluía que la cultura era por parte baja caprichosa y en un contexto netamente depresivo, una mierda inutil estigmatizadora (pero eso siempre en situaciones desventajosas).Paralelo a ellos en Londres un taxista se perdía en la ciudad tomando las calles equivocadas al trayecto que correspondía seguir para unir Trafalgar street y Buckingham palace, al percatarse dijo sin disimulo y con un poco de sorna contenida "Londres es un laberinto", sin saberlo había citado a Borges y Borges sin saberlo había citado a Dickens y a Sthepenson, el segundo autor de "Dr. Jekill y Mr. Hide", gran novela de horror, llevada al cine en varias oportunidades, siendo mi versión favorita la realizada por John Barrymore, la primera si mal no recuerdo.Me gustaría que Hemingway me enseñe a cazar un león, en africa misma, ese relato debió incluirse en los cronopios y las famas, con el titulo de "Como cazar un león", hubiese sido digno de posters y afiches y pergaminos, con mayor merecimiento que el cursi y trillado Benedetti-style "Instrucciones para LLORAR", que es logotipo de camiseta, como lo fue en su tiempo la esfinge del Che Guevara, ahora, hoy por hoy, los logotipos son mas variados y abundan los mensajes, por la creación en estenciles que plasman luego rapida y efectivamente en algun muro desprotegido y claro, mil veces a los grafitis hip hop ininteligibles y antiestéticos, que se dejan ver por todos lados, monos no mas, ¿que se puede esperar de un sujeto que no sabe hablar?, nada pues...monos safios, monos badulaques. Badulaque, es un ignorante sin substancia, ya que es posible que existan ignorantes CON substancia, badulaque es la peor calaña de insulto RAELIANO (relativo a la RAE), que permite el castellano educado, pues todos saben que en la contingencia abundan menospreciaciones ligadas a los genitales y a la procedencia materna, puro primitivismo si se piensa y tabú colectivo respecto al sexo y la genitalidad.Después me contó que se pasó toda la dictadura leyendo historia romana en la biblioteca nacional, afuera se rompian la madre y el maravillado con Ulpiano y sus creaciones plasmadas en el Digesto, sujeto peculiar ese jurista de biblioteca, pues no conozco a nadie, ademas de él, que resista y se deleite contemplando las amarillentas ediciones de historia romana y codificaciones napoleonicas que tanto gustaba devorar, a todas luces un ser sin aptitudes sociales, a pesar que demostraba un conocimiento superior a cualquier psicólogo regular, respecto a la psicoterapia y el aporte de Freud al campo o de Rogers, a todas y recalcitrantes luces un ser sin aptitudes sociales, por decir lo menos.Y todas esas virtudes semánticas, gramáticales y prosódicas se plasmaban en otra persona, una poetisa que escribía en latin AD INFINITUM (guiño) (siendo que lo unico que la pudiera haberla hecho feliz era Baudelaire), con un profundo conocimiento en lenguas muertas y modelos poéticos en desuso del castellano antiguo, por no decir que en realidad, se expresaba en castellano antiguo oralmente, toda una excéntrica, como las viejas ediciones de quijote con ilustraciones originales del siglo XIX y principios del XX, que guardaba en la buhardilla de la casona alemana que compartía con un abuelo que dominaba el griego y que supuestamente había participado en las excavaciones de Tical. Las ediciones eran primeras o segundas en perfecto estado de conservación, que valían por lo menos un auto compacto de modelo estandard cada uno de los libros y hablamos de colecciones de 6 a 9 tomos, una fortuna, si se quiere relativizar. Herencias de familias castellanas vascas que llegaron con Pedro de Valdivia, placeres de librero, lujos de gente que tuvo poder y poder en todas sus variaciones eh, que conste.Otro sujeto dominaba las formas de cálculo cuántico a la perfección, de el no diré nada mas, pues el alcance de semejante mente esta muy lejos de ser precisada en la vulgaridad del idioma castellano, como muy bien señaló él mismo en un simposio realizado aquí. En su exposición se escuchaba de fondo los compases veloces e hiperkineticos de Tchaikovsky, compositor preferido del sujeto, por su calidad matemática, precisó, incluso mas precisa que la de un Mozart o que de el mismo Beethoven. Los doctos humanistas lo despreciaban por ese gusto, a su juicio "tan barato".Además de estos señores en cierto sentido grises, estaba la camada de los seguidores del Bauhaus, que con sus gafas de marco grueso y negro mancillaban los ambientes con poses estéticas e idealizaciones fantásticas de lo que podría ser la vida BIEN diseñada, los demas los miraban y decían: "vaya que basofia de seres humanos", comentarios que solo lograban imbuirlos con coraje de secta templaria portadores de una realidad desconocida e inalcanzable a una intelectualidad convencional. Los demas agregaban: "sub-cultura dentro de una pseudo-cultura abreviada en canones frívolos que limita sinceramente con tribus urbanas como los goticos en ese afán estético obcesivo de ver la vida, repetimos, basofia" Y se enfrascaban nuevamente en la discución de novelas chilenas de ayer y hoy, con sus Donosos y el ahora (recientemente) respetado (y valorado) Bolaño, entre otros, pero a ciencia cierta y con toda seguridad, provistos de mas entusiasmo que de ideas.Relativos a quimicos y biólogos, no hay mucho que ahondar.Lo mismo de economistas, aunque de ellos hablaremos pronto, no os preocupeis.¿Quien mas? pues no sé. ahora el snob decide descansar.Adios snob. yo invito la próxima.

23:54 Écrit par dicho sin remilgos. | Lien permanent | Commentaires (1) |  Facebook |

Commentaires

SNOB Hola Horacio(?), soy el traductor alemán de Roberto Bolaño, traduciendo actualmente a 2666, novela en donde encontré la frase: "Oh cierva, cervatilla, blanca cierva". En tu blog SNOB citas, supongo, el verso correcto "oh cervatilla, blanca cervatilla, cervatilla blanca", parece que eres el único citándolo en todo el Internet! Pero bueno, no estoy chileno y no tengo manejo bibliográfico perfecto de los clásicos españoles - por favor, de quién es la cita??? Gracias, señor Holiveira!

Écrit par : Christian | 09/03/2006

Les commentaires sont fermés.