05/06/2005

Al otro día, o mas bien dicho en la tarde post dormir algo.

Al otro día, o mas bien dicho en la tarde post dormir algo. despertó sintiendo un peso en el pecho, como si el mucho vagar y el mojarse concertadamente con lo primero, le hubiesen aprisionado las ideas, arrugandolas en una bola de papel que tenía que tirar rápidamente, sin evitarlo, sin detenerse, aunque sabiendo que sería la ruina de su persona, por lo menos por lo que quedaba de ese dia. Ruinas que el sabía muy bien necesarias de pronto para ajustar la percepción de las cosas y girar en busca de algo que él vanidosamente llamaba CALMA, pero que objetivamente hablando era soledad voluntaria amenizada por un poco de depresión.Cuando recordó el resto de cosas que tenía por deber moral que recordar, sintió que había caído en un vacío gigantesco aquella noche, se preguntaba porque, y lo único que concluía era que en un manicomio se tenía que pasar bien.Bajó y comió solo los tallarines que horas antes había cocinado su madre, comio en silencio, fijandose en el patrón que llevaba la costura del mantel que cubría la mesa.Al terminar sintió que era necesario salir de ahí y decidió caminar a la esquina en busca de cigarros, que una vez en su poder y prendido el primero le produjo un asco indescriptible, como si su boca, garganta y pulmones fueran el cenicero de la noche anterior, paró a mirar como se apagaba el pucho arrugado, pensó que podía hacer y decidió visitar a alguien.A mitad de camino se arrepintió.La calle estaba ruidosa y eso lo terminó de hundir en el mal humor.No tengo ganas de nada.aun asi tampoco hay ganas de caer en la nada. ¿como es eso?... y se rió.si tan solo no me hubiese disgregado tanto en cierto punto, no observaría todo con 5 patas de gato, mmmmmmmm, aunque siempre han dicho a veces que soy simple...y a veces lo contrario. quiero hacer un remake de la Mafalda de Quino o de las novelas de Alan Poe.¿como me puedo meter en el negocio editorial?.CAminó de regreso pues las zapatillas se habían pasado y también las horas, era de noche y tenía hambre. las tardes fructiferas de la vida de una persona solitaria. pensó y se rió. la autoironía es patética si uno la piensa bien.

23:44 Écrit par dicho sin remilgos. | Lien permanent | Commentaires (0) |  Facebook |

Les commentaires sont fermés.